Hospiten Roca advierte de que las intoxicaciones alimentarias aumentan en verano con las altas temperaturas

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Print
Jueves 03 Agosto 2017

La digestóloga de Hospiten Roca Beatriz Rodríguez explica que en las infecciones por una bacteria pueden transcurrir dos o tres días hasta que aparecen los síntomas

El centro sanitario recomienda no romper nunca la cadena de frío, tener mucho cuidado con las fechas de los alimentos crudos y comprobar que el pescado y el marisco proceden de una fuente fiable

San Agustín, 3 de agosto de 2017. El aumento de las temperaturas propio del verano, época en la que se alcanzan máximas de entre 30 y 40 grados, genera que las bacterias crezcan con mucha facilidad y más rápido. Así lo asegura la digestóloga de Hospiten Roca, Dra. Beatriz Rodríguez Medina, quien añade que durante el estío se realizan más actividades al aire libre, “lo que hace que seamos menos prudentes a la hora de conservar los alimentos”, facilitando que se produzca una toxiinfección alimentaria.

La doctora Rodríguez Medina distingue entre las infecciones que producen las toxinas y las que generan las bacterias. En el primer caso, los síntomas comienzan inmediatamente, a las tres o cuatro horas de consumir el alimento contaminado, y se caracterizan por la diarrea y el malestar, aunque normalmente ceden a las 24 horas. Si se experimentan, la digestóloga aconseja “aplicar el sentido común: dejar de comer, reposar e hidratarse mucho”.

Por otra parte, en la infección por una bacteria pueden transcurrir dos o tres días hasta que aparecen los síntomas: fiebre, diarrea, malestar general, escalofríos, vómitos y pérdida de apetito. La doctora afirma que “la mayoría de las veces el cuadro se resuelve solo y sin necesidad de antibióticos”, por lo que lo más recomendable es “la hidratación y tomar una dieta ligera, ya sea blanda o líquida”. En caso de que el cuerpo no tolere los líquidos y exista riesgo de deshidratación, la especialista indica que hay que acudir a urgencias.

La Dra. Rodríguez Medina señala que la bacteria más famosa es la salmonella, pero también menciona el estafilococo, la listeria monocytogenes, la campylobacter y la E. coli entre las más frecuentes. Asimismo, recalca la importancia de no romper nunca la cadena de frío y recomienda tener mucho cuidado en estas fechas con los alimentos crudos, especialmente el huevo y las salsas que lo contienen, además de las tortillas poco hechas. Respecto a los pescados y mariscos, es conveniente comprobar que proceden de una fuente fiable y asegurarnos de que se han congelado previamente, ya que así muere el anisakis, un parásito que provoca infecciones intestinales.  

Contenido relacionado

Hospiten pone a tu disposición una amplia cartera de especialidades médicas, pruebas y servicios.

Es normal que a los niños se les escape la orina?